Proyectos destacados

Modelo Indígena del Cauca 

Es una estrategia basada en el modelo comunitario indígena Nasa para asistir a niños, niñas y adolescentes desvinculados, construyendo un proyecto de ecoturismo con las autoridades indígenas de Toribío (Cauca). Como resultado se evidencia: 

-    Reconciliación, paz e inclusión familiar
-    Capacitación educativa y pedagógica
-    Ambiente económicamente productivo

Centro de Pensamiento Cultural Wayuu para la protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes y prevención de su vulneración: Con el apoyo de la Fundación de Mujeres Wayuu, Wayuumunsurat de Bahía Portete, junto a la participación del ICBF, el Banco BBVA, la Fundación Proniñez y como operador de terreno, la Fundación World Coach, se llevó a cabo el proyecto denominado CENTRO DE PENSAMIENTO CULTURAL AKUAIPA. El cual tuvo como objetivo proponer un pilotaje de reparación colectiva para NNA wayuu víctimas de la masacre ocurrida en el año 2004 por parte de grupos paramilitares.

Para tal fin, a finales del año 2014 se focalizaron recursos para fortalecer a esta la comunidad Wayuu compuesta por un centenar de familias, niños, niñas, adolescentes y jóvenes y poder concretar una iniciativa de prevención articulada a la creación del  Centro de Pensamiento Akuaipa.  Este último, es una propuesta que surge de la comunidad, la Fundación Wayuumunsurat y la OIM.  

Junto con la creación del Centro de Pensamiento, se desarrolló la metodología de Mapas de Vulnerabilidad Riesgos y Oportunidades (MVRO) para 82 niños, niñas, adolescentes y sus familias, se construyó un plan de acción y se estructuró el Proyecto Educativo Comunitaria (PEC), el cual fue diseñado a partir de los usos y costumbres Wayuu. El PEC estuvo concebido a partir de cuatro  escenarios de trabajo e intercambio de conocimiento ancestral: a) pesca; b) tejidos; c) pastoreo y d) transferencia oral de la cultura Wayuu. En este contexto se propuso unir e integrar la creación del Centro Akuaipa, potenciar el diseño del PEC y desarrollar metodologías para la protección y prevención de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, para conformar un todo, y proponer un proceso de reparación con enfoque étnico, desarrollado en su totalidad por los indígenas Wayuu de Bahía Portete.

 

Fortalecimiento de la Estrategia de Emprendimiento Juvenil a través de los Proyectos Pedagógicos Productivos (PPP) con enfoque de derechos

El proyecto contemplaba la identificación, diseño, evaluación y desarrollo de los PPP, el fortalecimiento de la política de emprendimiento juvenil y de entornos protectores para niños, niñas, adolescentes y jóvenes. La estrategia integral de prevención benefició a 3.000 niños, niñas y adolescentes y se desarrolló en 10 departamentos y 13 municipios ubicados en zona de frontera, así: Cubará (Boyacá), San Diego y Curumani (Cesar), Acandi (Choco), Puerto Inirida (Guainía), Siapana (Guajira), Barbacoas  y  Tumaco (Nariño), Puerto Santander y Villa del Rosario (Norte de Santander), Puerto Asís y Puerto Leguizamo (Putumayo) y Cumaribo (Vichada). 

Como resultado importante se encuentra la apropiación de la herramienta metodológica de Mapas de Vulnerabilidad, Riesgos  y  Oportunidades  (MVRO)  por parte de niños, niñas y

adolescentes, padres de familia y docentes. Los resultados de este ejercicio de cartografía social soportaron la formulación de los planes de entorno protector en 13 institución educativas ubicadas en zonas rurales de difícil acceso. Así mismo, la metodología permitió un acercamiento generacional y de intereses entre padres de familia distantes en sus relaciones familiares con sus hijos dados las extensas jornadas de trabajo y el poco tiempo para departir en familia.

Tecno Kits 

Este proyecto proporcionó equipos de tecnología con  material educativo para ayudar a niños, niñas y adolescentes a desarrollar sus habilidades y contribuir a su inclusión social y reducir al mínimo las diferencias educativas, culturales y económicas. Desarrollado por la Fundación Challenger, los kits responden a las necesidades de niños, niñas y adolescentes como desarrolladores de tecnología, proporcionándoles los medios, herramientas y contenidos de una manera fácil de aprender y con resultados prácticos. 

Los kits están ayudando a romper las barreras psicológicas en las comunidades para el uso de las tecnologías. Como resultado de los talleres, todos los que participaron (maestros, madres, jóvenes, alumnos, agricultores, grupos indígenas) reconocieron la tecnología como una herramienta potencialmente útil que puede facilitar las tareas diarias.