OIM y la Embajada de Suecia socializan iniciativa de formación de formadores, en temas de género, en Zonas Veredales Transitorias


Fecha de publicación: 
Domingo, Julio 16, 2017 - 11:45
Tags: 
enfoque de género, Zonas Veredales, Acuerdo de Paz, FARC, colombia

 

La Zona Veredal Transitoria de La Elvira, en las montañas del municipio de Buenos Aires (Cauca), fue el espacio escogido por los aliados de la iniciativa “Estrategia para la Formación de Formadoras/es y Promotoras/es del Enfoque de Género en Zonas Veredales Transitorias y Puntos de Normalización – Colombia”, para presentar este proyecto piloto que espera beneficiar a 180 mujeres y hombres que están en tránsito a la vida civil, y que ya dejaron sus armas.

Este proyecto, que desarrollará la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en alianza con la Embajada de Suecia en Colombia,  se ejecuta  como parte de la implementación del Acuerdo de Paz, y está enfocado en la formación de formadores en tres aspectos: participación, comunicación y prevención de violencia basada en género, promoviendo la incorporación del enfoque de género en el Acuerdo.

Con la presencia de Fernando Calado, director de Programas de la OIM y de Annika Otterstedt, consejera y jefa de Cooperación de la Embajada de Suecia, se presentó la iniciativa que tuvo una buena acogida entre los hombres y mujeres que asistieron al coliseo que se construyó en la parte central de Zona Veredal, y que ha servido de punto de encuentro para las personas que están en tránsito a la vida civil.

Durante la presentación tuvieron la palabra representantes de cada uno de los aliados. Por las FARC estuvo Victoria Sandino, quien motivó a las mujeres y hombres a participar de este proyecto, con una pequeña acción simbólica en la que los asistentes se pusieron unas gafas de cartón, de color morado, que tenían como propósito la invitación a tener una mirada diferente, enfocada en los temas de género.

 

 

Para Fernando Calado, director de programas de la OIM, este proyecto es muy importante porque permite el empoderamiento de las mujeres, personas con identidades y orientaciones sexuales no hegemónicas y masculinidades alternativas en los hombres que están en tránsito a la vida civil. “Las actividades permitirán, también, una sensibilización sobre los riesgos y consecuencias de las distintas formas de violencia basada en género y los estereotipos e imaginarios que las sustentan. Este trabajo vale la pena, sobre todo, por las familias que se están conformando, veo muchos bebés aquí y por ellos tenemos que unir esfuerzos”, manifestó el representante de la cooperación internacional en este escenario.

 

Annika Otterstedt, consejera y jefa de Cooperación de la Embajada Suecia, celebró la formalización de este proyecto y manifestó que este es un piloto que representa muchos retos para la cooperación internacional, dentro de la implementación del Acuerdo de Paz. “Esto nos permitirá también conocer diferentes perspectivas. Es importante comprender y dejar hablar a los demás, hablarnos entre todos y conocernos, para construir sobre la diferencia”, destacó la represente de la Embajada.

Este proyecto se implementará en 12 de las  26 Zonas Veredales  existentes, e iniciará sus actividades en el mes de agosto.  Uno de los más grandes retos que mencionaron las partes en esta alianza es el de fortalecer las capacidades de estos colombianos y colombianas que, desde un nuevo escenario tras la dejación de armas, tienen muchas expectativas para generar nuevos procesos de participación política y ciudadana en los cuales, el enfoque de género será fundamental y, por supuesto, fortalecer el papel protagónico de la mujer.


Notas de prensa: 
Reintegración y Prevención del Reclutamiento (RPR)