Principales resultados

  • Desde su inicio en el 2006 el Programa ha atendido a 19.442 desmovilizados en iniciativas de desarrollo humano, educación formal, educación para el trabajo y generación de ingresos.
  • En el 2011, se desarrollaron proyectos productivos agroindustriales en zonas rurales con población desmovilizada en proceso de reintegración, víctimas de la violencia y comunidades en situación vulnerable. Este tipo de proyectos promueven la asociatividad, el acceso a la propiedad de la tierra, la sostenibilidad económica y ambiental y se convierten en escenarios locales de reconciliación.
  • En el 2011, 365 personas entre desmovilizados, víctimas, familiares y comunidades, participaron en proyectos de generación de ingresos en ciudades como  Bogotá, Cali, Pereira, Medellín, Dosquebradas y Villavicencio.
  • El equipo del SAME sistematizó, durante el 2011, alrededor de 21.200 registros mensuales de formación académica, 8.500 de formación para el trabajo y 26.600 de atención psicosocial.
  • El SAME continúa en el proceso de transferencia su base de datos histórica al Sistema de Información para la Reintegración (SIR) y presta asistencia técnica  la ACR para el diseño de instrumentos de análisis de información orientados a la culminación responsable del proceso de reintegración. 
  • Tras 2 años de trabajo conjunto entre el Programa y la Comisión Nacional de Reparación (CNRR), seis comunidades presentaron sus planes de reparación colectiva. Con base en su experiencia se elaboró el Programa Institucional de Reparación Colectiva, que se convertirá en la base de la nueva política pública del gobierno nacional en el tema.
  •  Se desarrolló el Sistema de Información Interinstitucional de Justicia y Paz, una herramienta tecnológica que recoge toda la información sobre el proceso de Justicia y Paz. 
  • La Fiscalía General de la Nación, con apoyo del Programa, ha  entregado los restos de 1.286 personas desaparecidas  a  sus familiares en todo el país.
  • Alrededor de 25 mil personas víctimas de la violencia recibieron asesoría psicojurídica gracias a una estrategia de atención diseñada e implementada por OIM y la Defensoría del Pueblo.
  •  Así mismo, el Programa acompaña al Centro de Memoria Histórica en su proceso de transición, en la organización del archivo documental y en la estrategia de difusión de sus informes de casos emblemáticos y del Informe General de Memoria Histórica a publicarse en el 2013.